Buscar en el blog

12 jun. 2010

ORNAMENTACIÓN: Introducción; La Prehistoria. El Neolitico

La ornamentación, es la utilización de elementos artísticos como decoración en los útiles humanos, es por lo tanto una forma de arte sujeta a unas normas establecidas por el objeto sobre el que se va a ubicar. Los motivos ornamentales (que suelen ser considerados un “arte menor”) identifican claramente la cultura, el pensamiento, las pasiones y necesidades, las creencias... de los pueblos que las utilizaron, hasta tal punto, que si hablase de ciertas pinturas murales de fondos ocres, distribuidos en bandas, con abundante decoración epigráfica y con una gran valoración de la vida animal, de sus costumbres y sus dioses y reyes... es muy posible que la gran mayoría de personas (incluidas los no conocedores de la historia del arte) reconociese al pueblo Egipcio por esta descripción. De igual modo sucede con el arco lobulado o poli lobulado, característico de la civilización musulmana, el animal esquemático habitual en los refugios prehistóricos o con el Mármol en Roma. En la siguiente serie realizaré un breve recorrido por los modelos y temas más extendidos en las antiguas civilizaciones, desde la época prehistórica hasta la civilización Romana, que junto con los griegos, darán lugar al cristianismo y por lo tanto a la civilización occidental. Mi objetivo es múltiple, ya que además de conocer y relacionar las artes ornamentales de estos pueblos, me interesa ver que conexiones existen entre todas estas civilizaciones o pueblos en este tipo de obras, cuales son los elementos que más abundan, cual es su significado o interpretación, en función de que lugares, circunstancias o emplazamientos se utilizan las diversas formas ornamentales... acercándome a la forma de entender el mundo de estas personas. Este análisis va ser realizado sobre los pueblos prehistóricos, las civilizaciones fluviales ( Egipto y Mesopotamia), Roma y Grecia como referencias del camino hacia la expansión de la cultura occidental. 

EL despertar del arte ornamental: 


Las primeras muestras ornamentales, las encontramos en las herramientas y útiles del homo sapiens, antecesor del ser humano actual que habito el planeta hace unos 300.000 años. La ornamentación nació posiblemente de la necesidad de identificar las posesiones. Se grababan o pintaban las herramientas con una especie de firma o marca personal para distinguirlas si eran robadas, se perdían u otra clase de contratiempo. Ciertos sujetos, de los cuales jamás conoceremos ningún nombre ni rostro, elaboraron marcas cada vez más personales y las unieron con ritos mágicos, y progresiva- mente embellecieron y mejoraron las marcas. Se han encontrado bastones con empuñaduras en forma de oso, león, pájaro... Con el tiempo, estos adornos fueron evolucionando más y empezaron a ser utilizados en muchos más útiles, en trajes, en el cuerpo y en la vivienda o muro. La ornamentación comienza en fases muy geométricas y simples, abstractas o figurativas realizadas sobre piedra, hueso o madera y evoluciona progresivamente en conjunto con nuevas técnicas como la cerámica, la aparición de los metales (hierro y bronce), el modelado... alcanzando diseños cada vez más complejos. En un primer momento los temas representados son escogidos directamente de su entorno, del que surgen composiciones de animales (ciervos, osos, bisontes, peces...) también encontramos ciertas figuras no reconocidas que podrían representar seres fantásticos o mitológicos. El reino vegetal queda representado por tallados sencillos de hojas, ramas, árboles... 


Ya en el neolítico, se añaden a los temas anteriores, representaciones de seres humanos, de hábitos (la recogida de miel, escenas de caza, bailes...) y se tiende mas a la geometrización. En este momento es cuando aparece la cerámica y sus formas decorativas mediante incisiones, rallados, estampados... técnicas todas ellas abstractas y muy geométricas que influirán en el resto de las ornamentaciones. La línea y el dibujo se cuidarán cada vez más hasta obtener complejos diseños mixtos de relieve y grabado de gran calidad con unos temas ya puramente ornamentales.



No hay comentarios:

Publicar un comentario